Guía Autores

Si está interesado en publicar un artículo en la Revista Acta Judicial, le recomendamos que visite el apartado Sobre la revista para conocer las políticas de la Revista, envío de artículos y normas de publicación. Para publicar es necesario registrarse en la Revista antes de enviar el artículo o, si ya está registrado, simplemente debe iniciar la sesión y comenzar el proceso de envío.

Artículo científico

A pesar de la controversia, desde el punto de vista metodológico, existe consenso en que un artículo es científico cuando trata del modo más completo y exhaustivo posible un tema o materia o un punto problemático de la misma, y recoge sobre ellos unos resultados concluyentes. Pudiendo abordarse la materia desde un punto de vista descriptivo, sobre la problemática o innovador, con el objetivo de abrir nuevos horizontes.

Título del trabajo

El título tiene que reflejar de forma clara de qué trata el trabajo. Si fuera posible debe tener una correlación entre la hipótesis y las conclusiones.

Resumen

Los artículos que se publiquen en la Revista Acta Judicial deberán contener un resumen (abstract). Se trata de una breve síntesis documental que, de manera objetiva y precisa, refleje el contenido del trabajo. Permite al interesado tener una idea clara sobre el artículo o la investigación propuesta, sin necesidad de leerlo completamente. El resumen debe redactarse después de terminar definitivamente el trabajo, no se redactará en primera persona, ni contendrá ejemplos ni críticas personales.

En el caso de la Revista Acta Judicial el abstract deberá constar de dos resúmenes, en español y en inglés, con un máximo de 250 palabras y redactados en un solo párrafo, cada uno de ellos.

Palabras clave

Pueden utilizarse thesaurus o diccionarios especializados para la búsqueda de palabras clave que tengan relación con el trabajo científico y que sirvan para distinguirlo de otros.

Deben ser palabras que reflejen conceptos específicos y lo más exclusivos posibles, de forma que cuanto más original sea la materia, más exclusivas tendrán que ser las palabras clave elegidas. En muchos casos la originalidad no está en las propias palabras elegidas sino en la forma de combinarlas.

El autor debe elegir las palabras clave que reflejen el contenido del trabajo.

En el caso de la Revista Acta Judicial no se admiten más de 10 palabras por cada idioma, con un máximo de 2 líneas.

Título de capítulos

Los títulos de los trabajos (capítulos, epígrafes y sub-epígrafes) deben tener relación con el tema central sobre el que tratan. Deberán contener las palabras clave que relacionen el texto que encabezan.

La inmensa mayoría de las personas que lean su artículo habrán llegado a él a través de un buscador, el cual habrá llegado al artículo a través de las palabras clave que los usuarios han escogido.

Por tanto, las palabras “Introducción”, “Antecedentes”, “Metodología” o “Conclusiones” no serán tenidos en cuenta por los buscadores de internet. Tampoco sirven de título expresiones como “La raíz del problema”, “La solución al problema” o cualquier otro que solo tenga sentido para las personas que conocen el texto y entienden el contexto. Todos los títulos deberán expresar de manera clara de qué trata el texto, utilizando para ello las palabras clave o concepto principal.

Hipótesis del trabajo

Para garantizar un buen trabajo se debe tener la hipótesis antes de comenzar a escribir y tener una respuesta, de forma que durante su investigación pueda confirmarse o refutarse. Por regla general debe tratarse de temas controvertidos, que enriquezcan el debate y el análisis del trabajo. Sin embargo, el trabajo no tiene que versar, necesariamente, sobre controversias, también puede tratar materias novedosas o puntos de vista nuevos sobre asuntos antiguos.

Desarrollo del trabajo

Con independencia de la postura que se haya adoptado en un principio, si el autor cambia de parecer después de haber realizado la investigación, sería bueno que quedara reflejado en el trabajo. Por el contrario si el autor se enfrenta al desafío de tratar un tema nuevo, el autor estará sentando las bases sobre el asunto. A sensu contrario, si el autor se encamina a escribir sobre un tema del que hay mucha literatura, también es positivo, ya que tendremos la posibilidad de apoyar una postura con mayor fundamento, o bien, tener un nuevo punto de vista que antes no había sido expresado.

Conclusión

Se recomienda que no exista dispersión o generalización en la prueba de la hipótesis o en la conclusión.

Revisión

Cuando se escribe un trabajo, el autor se convierte en experto en la materia por la investigación que ha realizado, sin embargo, cuando se plasma por escrito, lo que parece muy claro para el autor puede que no lo sea tanto para los lectores, por lo que siempre será aconsejable contar con el ojo crítico de otra persona que tenga conocimientos del tema tratado. Ahora bien, antes de enviar un artículo para que sea publicado, es recomendable que el trabajo sea leído por otras personas ajenas al mundo jurídico, ya que en ocasiones durante la vorágine creativa se cometen faltas de redacción que pueden llegar a perjudicar la calidad del trabajo.

Por ello debe existir claridad expositiva en el texto del trabajo entre la hipótesis y la consistencia de los argumentos y las pruebas que lo confirmen.